jueves, 15 de octubre de 2009


Signos de una extraña sinceridad.

La que se mezcla con la rareza de lo que sientes.

Te parece extraño todo esto... un pasaje al recuerdo.

Dias de lluvia... y sutilmente la ves pasar.

La dureza se junta con la confianza de soñar.

Ya no quieres mariposas ni sueños utópicos... quieres tocar la tierra.

Sentir como es el piso y quedarte desde ahí mirando hacia al frente.

Quieres dejar de mirar el cielo... sientes que entre el y tu...

Empieza una dolorosa ruptura... ya no eres el ingenuo de años atrás.

No olvidas que tienes un pasado de muchos contrastes y de noches...

Esas que son el reflejo de tu madurez la que acumulas en tu mirada.

La que tu sabes que juega a tu favor... mirada dulce y siniestra... no seas implacable.

Te lo pido esta vez... que tus ojos han visto de glorias humedas... y de derrotas secas.

Solo camina...